Comprando tu Pantalla Publicitaria: El Proveedor Ideal

Comprando tu Pantalla Publicitaria El Proveedor Ideal

Antes de pagar por tu nueva pantalla publicitaria, considera qué clase de proveedor estás eligiendo. Sí, la calidad del servicio del proveedor puede hacer una enorme diferencia.

Un buen proveedor de pantallas publicitarias puede crear las condiciones adecuadas para que consigas el máximo rendimiento de tu producto.

Un mal proveedor puede hacer que pierdas tu inversión casi de forma inmediata.

Así de sencillo.

Desafortunadamente para muchas empresas que han elegido al proveedor incorrecto, una inversión considerable como es la de la pantalla publicitaria bien puede perderse.

De cualquier forma, dar con el proveedor ideal para tu proyecto no es difícil. Solo tienes que prestar atención a ciertos factores.

Experiencia en el Sector

Al ser un sector tan técnico, agradecemos la experiencia. La tecnología es a veces compleja, algo intimidante en ocasiones.

¿Por qué elegir a esa empresa de experiencia dudosa y de background opaco?

Cuando se trate de una pantalla LED para publicidad, es mejor ir por lo seguro.

Hay de todo: Empresas que te enseñan todas las pantallas publicitarias que han instalado y empresas que no lo hacen.

¿Por qué no lo hacen? ¿Qué hay detrás de esos proyectos? Difícil saber.

Toma el camino seguro y asegurate de que tu proveedor te enseñe alguna de las pantallas que ha instalado para otros clientes. No solo te dará tranquilidad, sino que podrás ver al producto en acción.

Instalación Garantizada

Una pantalla publicitaria no es un juguete. No se trata de una tele o de un monitor de ordenador. No, es un panel de chips LED que se conecta con otros paneles del mismo tipo y proyectan vídeos desde una fuente de transmisión.

Si un proveedor de pantallas publicitarias te dice que no pasa nada, que puedes instalar el producto tú mismo, desconfía.

Esto no es IKEA. Se trata de un producto delicado que requiere la intervención de un instalador profesional. Por ello, asegúrate que estás pagando por un producto instalado y funcionando en sitio.

Servicio Técnico Post-Venta

Durante el uso de tu pantalla, habrán dudas. Pueden ser dudas con respecto al funcionamiento del equipo o dudas sobre la gestión de los contenidos. Tal vez la pantalla no enciende como debía por la mañana.

¿Qué ha pasado?

La forma de saberlo es llamando a los profesionales. Sin embargo, no quieres que cada llamada al servicio técnico suponga un costo adicional.

Tampoco quieres que reciban tus dudas fríamente.

No, quieres un proveedor que te acompañe y te apoye durante el uso de tu pantalla.

La buena noticia es que hay proveedores que ofrecen servicio técnico post-venta con el producto. Es decir, posteriormente a la instalación puedes contar con ellos para aclarar problemas que pudiesen surgir. Te recomendamos asegurarte de esto antes de pagar.

Producto en Stock

Muchos proveedores venden productos que ni siquiera poseen.

No, esperan que el cliente pague para hacer el pedido a fábrica. ¿El resultado? El cliente termina esperando semanas (o meses) antes de ver el producto.

Antes de pagar cualquier factura, pregunta cuáles son los tiempos de entrega y de instalación. No te arriesgues a esperar meses por un producto que el proveedor jura tener pero que en realidad no es así.

Una Inversión Segura

Como todas y cada una de las inversiones llevadas a cabo por las empresas, siempre se espera que éstas sean lo más seguras posible. También se espera de ellas que generen un beneficio en el mediano o largo plazo.

Pasa lo mismo con las pantallas publicitarias.

El primer paso es asegurarnos de que estamos eligiendo al proveedor correcto, a una empresa seria comprometida con sus clientes.

Aquí, el deber que tiene el cliente es prestar atención y hacer tantas preguntas como sean necesarias.

Recapitulando brevemente, tenemos:

  • Experiencia en el Sector: Ver otros proyectos realizados siempre es buena señal. Si el proveedor es poco transparente aquí, tener cuidado.
  • Instalación Garantizada: Una pantalla LED para publicidad no es una tele de toda la vida. Garantiza que los proveedores envíen instaladores a hacer el trabajo.
  • Servicio Técnico Post-Venta: Siempre existe el riesgo de incidencia, así que cúbrete la espalda de cualquier posibilidad.
  • Producto en Stock: Paga por un producto que existe. Si el proveedor es transparente con respecto a sus inventarios, también sirve.

También te podría interesar:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *